Turismo en Tarragona no escapa a la crisis por la pandemia

El sector turismo es una de los grandes motores que mueve la economía en Tarragona, provincia de Cataluña, pero este 2020 la situación ha sido distinta, esto por lo que se ha vivido con la pandemia, y es que aunque el turismo nacional se mantiene un poco activo, lo que más ha agolpeado el turismo en esta región ha sido la ausencia de turistas internacionales.

Y es que en Tarragona muchos empleos se han perdido y muchos hoteles, restaurantes y otros negocios del sector turismo se ha visto drásticamente afectados por la situación del Covid-19, razón por la cual los empresarios del sector se sienten realmente preocupados.

Una crisis para que nadie estaba preparado

Cada temporada en Tarragona no variaba mucho en Tarragona, había algunas que resultaban mucho mejor que otras o en algunos casos había un ligero descenso en los turistas, pero en general, se trataba de una actividad que se consideraba realmente estable.

Lo que ahora sucede es que este sector no estaba preparado para enfrentar una situación como la que se vive con el Covid-19, en donde la restricción de vuelos internacionales es lo que de alguna u otra forma limito la llegada de los turistas internacionales, lo mas importantes en este sector, y es que no hubo alguien que dijera que esto podría pasar, como los cerrajeros que previenen a los propietarios de los robos en sus casas.

Y es que si de alguna forma se tuviera un pan que ayudará a los empresarios a poder solventar la crisis, otra historia seria, no solo con el turismo de Tarragona, sino de todo el mundo, porque es una situación de la que ningún destino turístico escapa, por ello hay que seguir la recomendación de los cerrajeros, que para proteger una casa de robos, dicen que la mejor solución es prepararse antes de la llegada del ladrón.

Mucho dinero el que se ha dejado de facturar

Según la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de Tarragona, el sector ha dejado de facturar 4500 millones de euros en el año 202, cifra que se calcula específicamente entre los meses de enero y agosto del presente año.

Es una cantidad de dinero considerable, y se prevé que algunas empresas del sector se declaren en quiebra a raíz de no poder cumplir con los pagos a sus empelados y de no poder hacer frente a los meses que falta con tan pocos turistas en la región.

Es una situación muy preocupante porque en Tarragona muchas personas dependen directamente y también de forma indirecta de la actividad de este sector, por lo que hay que considerar un fondo de rescate para que el próximo año la industria hotelera de esta provincia se mantenga como se venía haciendo antes de la situación del Covid-19.

Una situación que pudo ser peor

Hay que destacar que aunque en Tarragona los datos hablan claro en que el sector turismo va en descenso, hay que reconocer que a pesar de toda la situación, hubo cierta ocupación que permitió mantener a flote algunos hoteles, por lo que hay que agradecer también esta situación.